| ¿Qué ha pasado aquí?

Son las 8 de la mañana.

El cielo está rugiendo con muchísima fuerza parece que en cuestión de segundos va a romper a llover.

Hoy tengo la casa abierta de par en par y tengo el portátil esperando para que le de a las teclas y esboce un pequeño texto para que lo publique aquí.

Sí, después de dos meses sin dar señales de vida por aquí vuelvo a escribir un puñado de palabras. La razón por la que escribo ahora, después de tanto tiempo despegada del blog, es precisamente por los cambios que ha ido sufriendo este rincón. El caso es que llevaba muchísimo tiempo, por no decir años, queriendo tener mi propia página web de marca y al final, hace cosa de un mes ya, di el paso, compré el dominio y empecé a montar mi propia web. Sí que es cierto que tengo que darle las gracias a una persona que me ha puesto la mano en la espalda y me ha dado un pequeño empujón, así que como sé que me lees, gracias infinitas por haber hecho eso, no sabes lo que te agradezco el empujoncito que me has dado.

Dejando las emociones a un lado y volviendo un poco a la razón, el motivo de este cambio es bastante sencillo.

Hace dos años retomé los pinceles y empecé a realizar ilustraciones de mosaicos nazaríes e islámicos, con el paso de los meses y siguiendo con la práctica pasé a realizar ilustraciones diferentes, me aventuré a realizar ilustraciones de simbología, egiptología, mitología griega, iconografía budista. A medida que iba pasando el tiempo iba perdiendo el miedo y me metí a hacer ilustraciones de órganos y huesos internos (llevo desde hace un año trabajando en una serie de ilustraciones que se llama Ansiedad), ilustraciones de animales, botánicas, y de ahí pasé a hacer reproducciones de artistas famosos, tengo un puñado de esbozos de ilustraciones de Leonardo Da Vinci y de Botticelli pendientes, de ilustraciones médicas y alguna que otra de naturaleza y paisaje.

¿Qué quiero decir con todo esto?

Emequia ha sufrido un gran cambio, sí. Y era un cambio que necesitaba porque soy mucho más que las cosas que escribo. Obviamente los relatos, los fragmentos, la escritura automática que he ido publicando, no es quién soy en realidad. Como es más que obvio yo no soy mis textos, mis textos están influenciados en cosas que veo y en situaciones que observo. Esto también se puede aplicar a algunas de las reflexiones que he publicado hasta ahora. Y como es más que obvio, yo ya no soy la misma persona que era el agosto del año pasado. Han cambiado algunas cosas, muchas de hecho. Y Emequia seguirá cambiando, seguirá reciclándose y renovándose para evolucionar y crecer de forma espiritual y de manera personal.

Y por eso escribo esta entrada porque lo que quiero es que cambie es el contenido que vais a ver a partir de ahora.

Entonces,… ¿qué es lo que ha pasado aquí?

Pues que Emequia a partir de hoy va a ser un reflejo de todo lo que hago. Para empezar, nunca he dicho mi nombre real, pero Emequia es un seudónimo que creé hace tiempo para ir exponiendo todo aquello que hago.

Mi nombre real es Alma, ese es el nombre de la persona que está detrás de estas palabras, de las ilustraciones que veis a la venta en la tienda de la web y que está detrás de las recetas vegetarianas y veganas que podréis ver en la sección principal del menú de la izquierda. Emequia reúne todo eso. Ilustración en acuarela, escritura y fotografía creativa y recetas vegetarianas. Emequia es mi propio estudio creativo que comencé a trabajar hace un par de años y en el cual estoy trabajando poco a poco (más bien el tiempo que me deja el trabajo que tengo) y quiero mostraros.

Ya os confieso que no voy a cambiar absolutamente nada de las entradas que hay publicadas hasta ahora, haré algunos pequeños cambios para que el contenido sea minimalista, sencillo y de lectura fácil . Mi intención es que la tienda sea lo más importante de la página de Emequia. Pero, sí que voy a hacer algunos pequeños cambios en el contenido del blog; naturalmente seguiré escribiendo, sobre todo relatos, fragmentos de escritura automática totalmente metafóricos, también seguiré con las reflexiones personales, básicamente porque me gusta escribirlas y me sienta bien hacerlas, pero si que tengo que comentaros que voy a añadir una nueva categoría principal al blog; creatividad.

¿La razón?

Pues por que soy una persona bastante creativa. Si os dais un paseo por el canal/tienda de Instagram que tengo, además de la tienda de la web, podréis ver toda la parte creativa que hago. Ya lo confieso, toco muchísimos palos dentro de la creatividad, mi intención principal es centrarme con la ilustración minimalista y realista, pero la segunda intención que llevo es centrar el contenido de la categoría de la creatividad en pequeños tutoriales de cómo trabajar con varias técnicas artísticas.

No voy a desvelar nada de momento, ya que es una pequeña sorpresa que quiero que se vaya viendo a medida que vaya publicando cosas aquí. Pero es algo diferente que quiero hacer, que me hace mucha ilusión trabajar y que me genera muchas ideas y propuestas para meterme de cabeza con mis creaciones. El motivo por el que lo quiero traer aquí es porque quiero haceros partícipes de todo lo que hago y quiero ofreceros pequeños aportes que os animen a iniciaros en el mundo del arte terapia.

Dicho esto, espero que os guste este “pequeño gran cambio” y os animéis a adentraros en el mundo artístico.