¿Lo ves? Ya no sangro por ti. Ya no soy tan pasiva. Ni tampoco soy tan estúpida. Ya no espero. Ni pretendo dejar que manipules más al tiempo.

Ya no quiero creer en todo aquello que me dijiste, no me compensa creer cosas que no sé si son ciertas o no. No me sale rentable soportar la levedad del tiempo esperándote, y en esa maldita espera tú te pases el tiempo pululando entre posibles y entre mil millones de quizás que parece que llenan el agujero que tienes entre tus entrañas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s