Existen teorías de que la formación de un hábito, y por lo tanto
la creación de nuevas neuronas, tarda entre 21 y 66 días; la realidad
es que depende de la insistencia, la perseverancia y el interés por
mantener el hábito realizándose
“.

***

Hoy os quería contar algo que llevo cumpliendo desde hace mes y medio y ha hecho que mis ataques de ansiedad estén algo más controlados y no me den tantos picos de pánico y ansia en mi día a día: el hábito de hacer entre 3/4 días de ejercicio (yoga y estiramientos de danza y de ballet) más unos minutos de meditación.
Estaréis pensando que esto suena un poco extraño, por cómo lo estoy contando, pero si recordáis bien mi economía anda un poco escasa y, mientras voy tirando como puedo, quería volver a probar a llevar a cabo una rutina semanal de ejercicio más unos minutitos de meditación para comprobar si mi ansiedad podía controlarla así de nuevo. Pues hace cosa de tres años estuve súper activa y hacia sesiones de yoga de casi dos horas y media durante 3/4 días a la semana y la ansiedad estaba súper controlada. Fue una época en la que me encontraba bastante bien y el yoga me ayudó mucho.
Y tal ha sido mi sorpresa que después de mes y medio haciendo yoga tres veces en semana las crisis y los ataques no están siendo tan precipitados como los he tenido hasta hace no mucho y el nivel de ansia esta empezando a disminuir.

¿Cómo lo estoy haciendo? Pues de esta forma:

Esta tabla de planificación que os enseño (más conocida como tracker) es la que estoy usando desde hace bastante tiempo para organizarme las sesiones de yoga en la bullet journal, desgraciadamente los meses de marzo y abril están casi vacíos. Pero eso no me preocupa en absoluto porque es una clara muestra de como me sentía y en que medida me estaba afectando la ansiedad y al nivel de desidia al que me estaba arrastrando.
En uno de los resúmenes mensuales que suelo hacer cuando termina el mes en la bullet journal, hice un repaso de la cantidad de veces que había hecho yoga al mes desde que comenzó el 2018 y me di cuenta de como la ansiedad estaba volviendo a hacer de las suyas. Apenas me estaba moviendo y estaba dejando que la ansiedad me comiera de nuevo.
El caso es que, después de hablar y dialogar con un par de personas sobre esto, el mes pasado me propuse estar más activa, cambiar ese mal hábito que había cogido y convertirlo en un arma para combatir los ataques de ansia y agobio que me dan.
Pasé de mover el cuerpo casi nada o un día a la semana a tres días a la semana. Esto no solo lo estoy notando en que la ansiedad, los picos y los ataques de pánico estén algo más controlados es que también está más controlado el horario de sueño, he vuelto a recuperar la concentración para hacer cosas y para leer y estoy empezando a priorizar sobre otras cosas más.
Basta con que conviertas un hábito en rutina para que todo lo demás vaya rodando al mismo par.

Y a ver, ya os confieso que hacer esto por voluntad propia, es realmente complicado y dificil, pero después de muchas conversaciones que he tenido y después de leer varios documentos y artículos que me han recomendado pensé para mis adentros y comencé a cuestionarme muchísimas cosas, actitudes y aptitudes que he tenido y que en alguna ocasión que otra sigo teniendo.

El caso es que para que esto ocurra hay que ser consciente de lo que uno puede hacer, no forzar las cosas (eso incluye todo, hasta las posturas que se hacen de yoga), hay que ser constante, persistente, hay que llevar un registro manual y un diario personal para poder crear un hábito y así observar los logros y los fallos. Yo aun sigo trabajando e insistiendo en esto, por eso puse ese fragmento al inicio de la entrada. Porque se necesita una media de 66 días para que un hábito se haga real. Y yo esto lo hago porque lo necesito a muchos niveles (tanto de salud física como mental) y quiero seguir trabajándolo para que sea un hábito de por vida, porque es una actividad que me sienta bien, me relaja muchísimo y me está ayudando mucho a sobrellevar la ansiedad, además de ayudarme a poder concentrarme mejor. Y lo mejor de todo es que poquito a poco voy ganando flexibilidad, resistencia y fuerza. No sabéis lo bien que sienta ver que consigues hacer cosas que pensabas que nunca podrías realizar. En mi caso, que me encantan las posturas de inversión en yoga, cuando consigo hacer una postura -sobre todo la pose sobre la cabeza- sin apoyo y dejándome llevar, la satisfacción es inmensa y no solo eso, es que estoy conociendo mi cuerpo y lo que puede llegar a hacer.

 

 

Sé que estaréis un poco hartos de que os hable tanto de la ansiedad por aquí, pero cuando veo que ciertas cosas me ayudan a poder manejarla y sobrellevarla de alguna manera pues prefiero escribir un poco sobre esto por si le puede ayudar a alguien a llevar las crisis de ansiedad y los ataques de pánico. Supongo que ya os acordaréis de esta entrada que escribí el año pasado: Métodos para reducir la ansiedad. Fue la primera entrada que escribí hablando sobre este tema y en donde os recomendé bastantes aplicaciones.

Bueno pues yo en estos momentos he decidido quedarme con una aplicación para manejarlo todo, inclusive las sesiones de yoga, la de Insight Timer. He dejado de usar la app de Pacifica (una que hasta hace no mucho he usado muchísimo pero de buenas a primeras empecé a dejarla de lado hasta que la desinstalé del móvil porque no me estaba ayudando nada) y me he quedado con la de Insight Timer porque no sólo puedo programar la duración de la sesión de meditación o de las sesiones de yoga que vaya a realizar, es que además están incorporando muchísimas guías, audio-guías y video-guías para trabajar muchas cosas.

Bueno, pues ya dejando esto a un lado, termino comentando una cosa que creo que es importante.
El lunes no actualicé con el disco semanal de jazz por una simple y llana razón: me parece que no os interesa mucho que suba jazz al blog. Por lo visto al principio fue una novedad y tuvo buena acogida, pero desde hace un par de semanas estoy empezando a notar que ya no interesan tanto. No sé si es problema mío. O simplemente que ya han dejado de ser interesantes.
El caso es que sea por lo que sea, a mí me gustaría saber que es lo ha pasado para que haya ocurrido esto. Creo que si tengo que mejorar en algo, sea la redacción, la manera de exponer esas entradas, la estructura en la que están expuestas, sea lo que sea, me gustaría saberlo. Porque si me he equivocado en algo o hay algo que falla si no me lo decís no puedo rectificar ni tampoco puedo cambiarlo para que esté bien hecho. Aquí no solo vengo a escribir mis reflexiones y exponer las cosas que escucho, leo y veo. Aquí vengo también a aprender. A aprender de los que me leéis.

Pero bueno, el caso es que el viernes subiré el disco de jazz que quiero subir esta semana y ya que estoy os digo a quien os traigo, a Chick Corea. Voy a estar un tiempo subiendo jazz contemporaneo y experimental al blog para así variarlo un poco.

Espero que esteis pasando un bonito (¡y caluroso!) miércoles.

***

SUENA DE FONDO: SAPPHIRE, BONOBO

https://open.spotify.com/embed/track/1d5hX0RYHcDM4aHJHSm5cr